El Edificio

La catalogación

El mercado de la Concepción se construyó en 1888 en el centro de Barcelona, ​​en el distrito del Eixample, en un edificio aislado, entre las calles de Aragón, Valencia, Bruc y Girona, con los accesos principales para Aragón y Valencia ; y ocupaba una extensión de 4.010 m2, con 105 metros de largo y 38 metros de anchura.

Las nuevas posibilidades arquitectónicas de la tecnología del hierro demostradas por Paton en el Crystal Palace en Londres (1851), no tardaron mucho en ser aprovechadas para la construcción catalana, que comenzó a utilizar este material nuevo debido a las ventajas que ofrecía como elemento estructural. Además, de un estudio de métodos constructivos nuevos, el hierro fundido, fue definiendo un vocabulario formal de la arquitectura metálica en el último tercio del siglo XIX.

La tradición artística del hierro en Cataluña tiene orígenes en la forja catalana, que llegó a su máximo esplendor en los siglos XVII y XVIII. La calidad del hierro catalán y el trabajo de los forjadores hicieron posible el nacimiento de la industria siderúrgica, que a su vez dio lugar al de pequeñas industrias dedicadas a la fabricación de clavos, vallas, picaportes, armas, etc

Después de un tiempo de decadencia, que llegó hasta mediados del siglo XIX, en Cataluña se produjo un esfuerzo para reanimar la forja, que llegó a su máxima expresión durante el Modernismo. Los principales impulsores de este renacimiento fueron Santiago Russinyol, Antoni Gaudí, Puig i Cadafalch y Domènech i Muntaner. A mediados del siglo XIX, Barcelona ya era una ciudad industrial. Ildefons Cerdà había hecho el Eixample, hacia donde la ciudad crecía.

Al mismo tiempo, la industria metalúrgica experimentó un ascenso y se empezaron a utilizar apoyos de hierro en la construcción de edificios. El primer edificio donde se utilizó esta técnica, sin contar mercados y estaciones, fue la editorial Montaner y Simón, en la calle Aragón de Barcelona. En otro caso, el hierro fundido también se utilizó en la construcción de fuentes, farolas, bancos y otros elementos.

La utilización profunda del hierro colado tuvo en Valentín Espuela uno de sus principales impulsores. Fue consejero de la ciudad, introductor de la fundición en 1832 y cofundador en 1855 de la Maquinista Terrestre y Marítima, que fue la empresa clave para la construcción de estructuras metálicas.

La edificación de mercados cubiertos, en el último tercio del siglo XIX, tuvo un papel importante en la configuración y la evolución de lo que se conocerá como nueva arquitectura civil. El Mercado de la Concepción, obra del arquitecto Antoni Rovira i Trias es un buen ejemplo.

El edificio del mercado se desarrolló en una única planta libre, de dimensiones 38,5 x 105 m. Esta planta se situaba en una cota intermedia entre las rasantes de las calles Valencia y Aragón.

El volumen exterior del conjunto refleja la organización del espacio interior. Un edificio formado por tres naves, cada una de ellas con cubierta a dos aguas: una gran nave central de 20 m de anchura y 13,45 m de altura máxima, y ​​dos naves laterales de 8,0 m de anchura y 7,8 m de altura máxima, dispuestas simétricamente respecto a la central.

Una misma sección estructural resuelve todo el edificio, repetida en forma de pórtico cada 5,00 m, que conforma todo el sistema portante del conjunto del edificio. Estos pórticos están constituidos por cerchas-arco en celosía, construidas con perfil de hierro fundido, con enlaces reblonats.

El mercado fue inaugurado en 1888 y remodelado íntegramente en 1998.

La remodelación

El mercado de la Concepción había sufrido un proceso de decadencia física y comercial, que comportó que su coyuntura de oferta, servicios e infraestructura fuera absolutamente inviable.

Los comerciantes del mercado y el Instituto Municipal de Mercados del Ayuntamiento de Barcelona consensuaron un proceso de remodelación, que planteó la reforma integral y apostaba por el futuro positivo de este centro de abastos.

El proyecto se soportaba en dos ejes básicos: LA MEJORA COMERCIAL Y LA RENOVACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS.

La ordenación y mejora de la mezcla comercial, permitieron por un lado, eliminar el minifundismo hasta entonces existente, y por otro paliar la carencia tradicional de determinados productos, que era uno de los factores de peso en la pérdida de potencial los mercados; motivada fundamentalmente por una situación de descompensación con la oferta exterior, la evolución de los hábitos de consumo y la evolución de los mercados mismos. Era en este sentido absolutamente necesario introducir elementos comerciales nuevos, modorns y potentes, como una moderna superficie de supermercado, con producto envasado; y un establecimiento de venta de electrodomésticos.

La actuación en la estructura física y en la infraestructura de servicios, fue una operación indispensable. Factores como la arquitectura (un edificio inaugurado en 1888) y la inexistencia de espacios para la dotación de los servicios complementarios, hicieron que la estructura se convirtiera absolutamente obsoleta para la actividad comercial. Pero la transformación llevada a cabo con la remodelación del mercado, se tuvo que hacer compaginando las ventajas técnicas nuevos, con el diseño de un edificio que está incluido en el catálogo del patrimonio artístico. Por otra parte, había que paliar también la falta de elementos básicos para la actividad cómoda de operadores y usuarios, con la dotación de determinados elementos como el aparcamiento u otros, que no eran todavía presentes de manera generalizada en la red de mercados.

Bajo estos ejes se llevó a cabo la remodelación del mercado de la Concepción, que se reinauguró el 16 de mayo de 1998 Una tradición de más de 115 años de historia, que lo hacen singular y se dotaba entonces los instrumentos necesarios para convertirse en un centro de futuro.

La remodelación del mercado de la Concepción, tuvo un coste global de 1.180 millones de pesetas, a lo que habría que añadir el coste de la construcción de los nuevos puestos de venta.

Proyecto y Dirección de Obras de la Remodelación inaugurada en 1998.

El autor del Proyecto de Remodelación del Mercado de la Concepción y Director facultativo de su obra, fue el arquitecto Albert de Pineda y Alvarez. Albert de Pineda, es arquitecto por la Escuela de Barcelona y obtuvo en 1992 el premio FAD en rehabilitación de edificios.

Fueron colaboradores suyos en la obra del mercado de la Concepción: el arquitecto Albert Vitaller; los arquitectos técnicos Anna Granell y Francesc Xuriguer y el estudiante de arquitectura Patricio Martinez.

Por parte de la Dirección de los Servicios Técnicos del Instituto Municipal de Mercados de Barcelona, ​​los responsables del proyecto, fueron el ingeniero Fernando Fernandez y el arquitecto técnico Santiago Re.

Camino de interés turístico

La monumentalidad de la ciudad de Barcelona y el interés cada vez mayor que se ha despertado en todo para muchas de sus obras arquitectónicas con especial atención por las que dejó en la urbe, la huella amplia y profunda del modernismo- tiene en el Distrito donde se encuentra el mercado, notables referencias, que incluyen varios estilos. En este sentido, proponemos la visita al mercado en un ruta de interés turístico / arquitectónico, que se inicia en el Paseo de Gracia y se termina en el templo de la Sagrada Familia, que permitirá visitar los siguientes edificios:

1. Palacio Marcet
Tiberio Sabater, 1887.
Paseo de Gracia, 13

2. Casa Ametller
J. Puig y Cadafalch, 1900.
Paseo de Gracia, 41

3. Casa Batlló
Antoni Gaudí i Cornet, 1905-07.
Paseo de Gracia, 43

4. Casa Milà (La Pedrera)
Antoni Gaudí i Cornet, 1905-1910.
Paseo de Gracia 92

5.Palau Robert
Joan Martorell y Monells, 1900.
Paseo de Gracia 107

6. Casa Quadras
J. Puig y Cadafalch, 1904.
Rosselló 279

7. Casa de les Punxes
Josep Puig i Cadafalch, 1903-1905.
Avda. Diagonal 416.

8. Casa Thomas
Lluís Domènech i Montaner, desde 1895 hasta 1898.
Mallorca 291.

9. Casa Elizalde
Emilio Sala, 1888.
Valencia 302

10. Iglesia de la Concepción
Antiguo convento de Jonqueres, trasladado en 1871.
Aragón 299.

11. Mercado de la Concepción
Antoni Rovira i Trias, 1888.
Aragón 313

12. Iglesia de las Salesas
Joan Martorell y Monells, 1882 hasta 1885.
Paseo de San Juan 88

13. Fabrica Myrurgia
Antoni Puig y Giralt, 1928-1930.
Mallorca 351.

14. Templo de la Sagrada Familia
Antoni Gaudí i Cornet, 1883.1926.
Mallorca 401.

MERCADO ALIMENTACIÓN 

HORARIO ESPECIAL DE NAVIDAD 2018
Domingo, 23/12 abierto de 8 a 15 h.
Lunes, 24 y 31/12 abierto de 8 a 18 h

Horario de invierno - Del 4 de septiembre al 16 de julio
Lunes y sábados de 8:00 a 15:00 h
De martes a viernes de 8:00 a 20: 00h
Horario de verano - Del 17 de julio al 3 de septiembre
De lunes a sábado de 08:00 a 15:00 h
Domingos cerrado
FLORISTERÍAS
Abiertas las 24 horas los 7 días de la semana, excepto el mes de agosto
CAPRABO
De lunes a sábado de 9 a 21 h
ESTABLECIMIENTOS MIRÓ
De 10 a 13 h y de 17 a 20:30 h
Lunes por la mañana, cerrado.
Aragó, 313-317 08009 Barcelona
Síguenos también en