Agenda

Noticias

Felicitación para la Mossa de Esquadra, Feli Pozas Jumilas

Nuestra referente del Área Básica Policial del Eixample ha recibido un reconocimiento a la buena labor que ha hecho y hace, en el cuerpo de los Mossos d'Esquadra de la Generalitat de Cataluña.
Feli, es la mossa de Escuadra asignada al mercado de la Concepción. Todo el mundo le quiere mucho y nos satisface este reconocimiento. ¡Enhorabuena Feli!

''Nací aquí y estoy camino de cumplir los 52 años… Llevo toda mi vida''

Entrevista a Pilar Gil Casanovas de la pescadería Pescado Fresco Pilar del Mercado de la Concepción


Sobre el hielo se extienden relucientes piezas de rape, lubina y caballa, solomillo de perca, pescadilla de la costa, almeja gallega, mejillones de roca y de Galicia, langosta, muelle de la costa de Blanes, sepias y calamares… Son las cuatro de la tarde del último jueves de marzo. Los pasillos del Mercado de la Concepción respiran horas punta. Sigilosas, los comerciantes preparan los productos. Esperan pacientes a los clientes que llegarán después de la salida de la escuela de los niños, unos, y del trabajo, otros. Pilar Gil Casanovas se quita los guantes azules y el delantal blanco que es su vestimenta habitual, cuando atiende. Es la mayor de tres hermanas. Juntas se hacen cargo de la parada Peix Fresc Pilar, que inició la madre. Son un matriarcado dedicado a servir pescado fresco y marisco. Tiene dos sobrinas que estudian enfermería, pero que también se acercan a la parada cuando hacen falta más manos.

“Nacimos prácticamente aquí. Mi madre nos llevaba a las tres ya de pequeñas, a mí y a mis hermanas Montse y Helena. Soy la mayor y empecé a trabajar en la pescadería a los 18 años. Venía los sábados. Entonces la parada estaba dedicada a los congelados de alta mar, con piezas grandes. Teníamos una máquina que las troceaba”, explica con cierta nostalgia. Cuando los congelados se empezaron a vender por todas partes y el precio cayó en picado, decidieron apostar más por el pescado fresco.

Se levantan temprano cada día. El despertador suena a las cuatro de la mañana. Montse y Helena van a Mercabarna a seleccionar género; eligen en funciones del origen, pero manda siempre la calidad. Ella, en cambio, pone prepara la parada en el Mercado de la Concepción: “Pongo el hielo, coloco las cajas, recibo el pescado y el marisco y lo dispongo de forma que luzca”. Explica con convencimiento: "Me gusta el ambiente del mercado, tenemos muy buena relación con los demás paradistas y me gusta aún más que los clientes vengan no sólo a comprar, que también, sino a conversar con nosotros". Así es cómo se despacha en un mercado con 130 años de historia que siempre ha querido ser plaza. “A los clientes les gusta venir porque el de la Concepció es un mercado espacioso, hay buen producto y encuentran amabilidad en los paradistas. De hecho, tengo clientela en la parada que viene a comprar aquí sin ser del Eixample, sino de donde yo vivo”, reconoce.



“Hoy en día con Internet y Youtube no ocurre tanto, pero antes los clientes nos pedían más recetas. Por ejemplo, cómo hacer la sopa de pescado”, comenta Pilar Gil Casanovas. Los paradistas orientan y asesoran, siempre que pueden. En la parada Peix Fresc Pilar, salen muy bien la merluza del Cantábrico, el rape, el salmón, el marisco – el mejillón del Delta del Ebro y las gambas, principalmente – “por la paella del fin de semana” matiza Gil, pero también otras piezas singulares: “El salmón lo compramos entero, lo abrimos y le sacamos la espina y también las tiritas, que se pueden comprar para cocinar salteadas con verduras o pasta. También se puede congelar y comer al estilo sushi con soja”, detalla.

Es evidente que los mercados son el termómetro del latido del barrio y la ciudad. Situado en el Eixample derecho, el de la Concepció tiene clientes fieles que son quienes lo frecuentan principalmente, pero también se adentran con curiosidad los turistas que se abren por calles y pasajes cercanos, en su ir y venir del centro de Barcelona a la Sagrada Familia. La pandemia, la guerra en Ucrania, la apuesta por la sostenibilidad y la ecología… Cualquier conflicto, epidemia, moda o tendencia tiene repercusiones en el mercado y hace cambiar los hábitos de compra de los clientes. “Antes del Covid, la gente joven no venía tanto y ahora hemos logrado fidelizarlos. Empezaron a visitarnos con el confinamiento, pidiendo algo fácil y rápido para cocinar. Les sugeríamos el atún o la merluza que se pueden hacer de manera sencilla a la plancha con un poco de ajo y perejil y limón, o también en el horno”, dice Pilar Gil Casanovas. Es evidente que se deshace en cuidados hacia el cliente. Éste lo percibe y regresa. A los jóvenes les ha convencido. “Hay quien viene todos los días porque tiene disponibilidad, otros que lo hacen dos o tres veces por semana y algunos sólo el sábado por la mañana. Hay quien, cuando viene, realiza la compra para toda la semana y congela piezas como el rape, el salmón o el atún, que lo permiten”, detalla. Todo depende del perfil de cliente, sus necesidades y su ritmo de vida personal y laboral. “El pescado fresco se conserva tres días en la nevera, en casa. La sardina o el boquerón pequeño, sólo uno. La sepia y el rape aguantan bien en el congelador”, indica la dueña de Pescado Fresco Pilar. Demuestra que conoce a fondo el género y quiere transferir el conocimiento al interlocutor. Y con toda la bondad que la define, avisa: “Los clientes saben que en nuestro puesto recomendamos con sinceridad”. 
Tenemos pescado fresco, pero si alguna pieza no es del día, la vendemos más económica y lo advertimos antes. Ante todo, está la verdad”. Y la confianza. Ella nos confía en que compra el pescado, la carne y la fruta en el Mercado de la Concepció porque es garantía de calidad, aunque también le gusta hacer barrio, en el suyo. “A cocinar todavía estoy aprendiendo, porque siempre lo ha hecho mi madre. Cuando éramos pequeñas, para la cena, siempre pescado y verdura. Es más ligero y el estómago lo agradece”, se sincera. Tiene claro que seguirá alimentando y alimentándose en la Concepció, en su círculo vital de confianza, tejiendo complicidades con paradistas y clientes. “Nací aquí y estoy camino de cumplir los 52 años. Parece que fue ayer… Llevo toda mi vida”, suspira.

Se levanta del taburete donde hemos conversado y se vuelve a poner el delantal. Llega un cliente de edad avanzada que le pide consejo. Le atiende. Conversan. Retoma el ritmo ahora ya en el interior de la parada. Las tardes son tranquilas, pero comienzan a oírse los primeros gritos de los escolares saliendo del aula. Antes de ir a casa, habrá familias que pasen a comprar el pescado fresco, con proteínas esenciales, para cenar. La caballa y los mejillones, quizás, que huelen a primavera.
 
 
 
 
 

Horario especial Navidad 2021

Los dias 24 y 31 de diciembre de 2021 y el 5 de enero de 2022, el mercado de alimentación cerrará a las 15 h.

Agenda de actividades

HORARIO DE INVIERNO
Mercado de alimentación
Del 1 de septiembre de 2021 al 16 de julio de 2022:
De lunes y sábados de 8:00 a 15:00 h
De martes a viernes de 8:00 a 20:00 h
Autoservicio Caprabo
Lunes a sábado: 09:00 a 20:00 h
Electrodomésticos Miró
Lunes de 10 a 13 h
De martes a sábado de 10 a 13 h y de 17 a 20:30 h
Floristerías
De lunes a domingo de 0 a 24 h. 

Aragó, 313-317 08009 Barcelona
Síguenos también en